Pronóstico del tiempo

La Ciénaga y La Yuca, los sectores del gran Santo Domingo más afectados por Laura


  • La Ciénaga y La Yuca, los sectores del gran Santo Domingo más afectados por Laura
Javier Flores/Laura Castillo
Santo Domingo, RD.

El paso de la tormenta tropical Laura causó fuerte estragos en el gran Santo Domingo, dejando casas enteras inundadas o destruidas a causa de los derrumbes de tierras o crecidas de cañadas, además de múltiples familias desplazadas por las autoridades debido al mal estado de sus hogares.

De acuerdo con lo visto por los periodistas del Listín Diario en varios recorridos realizados durante el día de ayer, las comunidades más afectadas fueron La Ciénaga y La Yuca.

En la Yuca

"Yo lo que me voy a bañar, cambiar y a salir por ahí", era lo único que decía Joel Sánchez, residente en el sector La Yuca en Los Ríos, luego de que su vivienda se viera afectada por los efectos causados por el paso de la tormenta tropical Laura.

Sánchez al igual que muchos de los moradores del sector perdió parte de sus bienes a causa de las inundaciones provocadas por las torrenciales lluvias.

"Imagínate, yo subí la nevera, el abanico y ni así, muchas cosas se me dañaron. Pero nada uno no puede darle mente a lo que se perdió, solo queda seguir tirando pa lante", exclamaba un notablemente cansado Joel Sánchez, quien llevaba desde las 5:00 de la mañana sacando agua desde dentro de su residencia.

Al igual que este, los demás residentes del lugar se encontraban sacando el agua de las inundaciones y tratando de ver si alguno de sus electrodomésticos y colchones se salvaban.

Alrededor del mediodía aún se veían a las personas con radios, televisores, colchones y canastos de ropa en los hombros caminando por las calles del referido sector en dirección a un lugar "seguro".

También por las torrenciales lluvias, la cañada creció llevándose a su paso al menos dos casas. Sin embargo, no se registraron víctimas fatales.

En los alrededores del lugar se mantenían miembros del Ejército Nacional, además del cuerpo de bomberos, la Defensa Civil y varias unidades médicas en caso de una emergencia.

A pesar de las circunstancias los residentes de La Yuca mantienen buena actitud y ánimo. Se mantenían tomando cerveza y compartiendo, como si lo ocurrido fuera normal.     

En La Ciénaga

Laura también dejó rastros en el sector de La Ciénega del Distrito Nacional, donde alrededor de ocho casas fueron afectadas por las fuertes lluvias del fenómeno natural.

Los residentes de las viviendas ya no sabían dónde colocar los ajuares para que el agua no los alcance y así poder salvar “alguito” de lo que les quedaba.

Otros permanecían “sin pegar un ojo” por miedo a que el agua que penetraba en sus hogares los levante. Sin embargo, otros amanecieron sacando el agua que ya había penetrado a sus pequeñas residencias.

Desde  tempranas horas de la madrugada inició la lluvia y los callejones del sector parecían “ríos hondos” por la gran cantidad de agua que corría arrastrando escombros y basura  a la vez, según describieron los ciudadanos.

Asimismo, las lluvias también cubrieron por completo el parque de diversión de La Ciénaga el cuál era utilizado como piscina por decenas de niños del mismo sector poniendo en riesgo su salud.

Por otro lado, algunos árboles se derribaron en los alrededores del cuartel del referido sector provocando daños materiales a los vehículos que se encontraban estacionados en el parqueo del destacamento y alrededores del lugar.

Las estrechas calles de La Ciénagas se destacan por la cantidad de jóvenes que residen en el lugar, los cuales, un día de tormenta parecía normal para ellos.

Muchos de ellos no mostraban preocupación de lo fuera a pasar durante el trayecto de la tormenta Laura, por eso, quizás a pesar de los aguaceros repentinos permanecían agrupados jugando dominó bajo la lluvia y tratando de cubrir la mesa del juego con una sombrilla de color blanco.

Por otro lado, jóvenes tomaban alcohol, escuchando música, la algarabía se les notaba por encima de su cuerpo mientras estaban parados en frente de las aceras de su residencia, sin mascarillas todos reían y conversaban al tiempo que encendían un carbón para encender la denominada hooka.

Malecón

Un fuerte oleaje predominó ayer en el Mar Caribe acompañado de ramas en el suelo y residuos de los árboles que han caído producto de los vientos de la tormenta tropical Laura.

A pesar del clima que imperaba algunos ciudadanos acudieron a las áreas de recreación para visualizar el mar y hacerle fotografías a las altas olas, mientras otros caminan bajo la lluvia y al menos uno se visualizó montado en bicicleta.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.