Pronóstico del tiempo

Amor al prójimo, hoy también mostremosles a quien lo necesite a través de nuestro trabajo



Nuestra Policía Nacional quiere destacar la encomiable labor de amor al prójimo del raso Edison Cuevas Cuevas, un patrullero del 9-1-1 en la provincia Barahona, quien aprovecha sus labores preventivas para repartir golosinas y hablar de la Palabra de Dios a niños de distintos sectores vulnerables de la Perla del Sur, mostrando de esa manera que somos una institución integrada por hombres y mujeres formados en valores. “Debemos amar al prójimo como a nosotros mismos, y el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”, así inicio la entrevista en nuestro programa “Conoce Nuestra Policía”, que se transmite cada jueves a través de las plataformas digitales YouTube y Facebook, mientras que los domingos se transmite a través de CRTV Canal 4 y por Musa Visión, canal 10.

La obra de amor de este solidario joven no solo se limita a los niños, sino que este policía, de 24 años, también se dedica a visitar personas de escasos recursos y llevarles alimentos, por lo que es llamado “Policía Samaritano”, como se dio a conocer por un programa de televisión nacional y en las redes sociales, donde se puede apreciar su labor. Con biblia en mano, que califica como su arma de reglamento, Edison afirma que ser policía y cristiano evangélico a la vez le permite cumplir su misión institucional de manera más sencilla “porque Dios nos capacita”. El maduro joven explicó que hace la labor social uniformado para mostrar a los detractores de la institución que “hay muchos policías serios y honestos que ponen en alto la institución”.

Cuevas, pese a que sustenta sus obras de amor al prójimo con su propio salario, como afirmó uno de sus compañeros de trabajo, el alistado manifestó que además cuenta con el respaldo de un amigo policía en Estados Unidos, quien aporta para llevar ayuda a quienes lo necesitan. El raso Edison Cuevas realizó un llamado a la población y sus compañeros de armas, a realizar obras en beneficio de los demás, que eso hace que su existencia se desarrolle de una manera más positiva y la vida los recompensará más adelante. El agente policial, oriundo del municipio de Cabral, provincia Barahona, cuenta que se siente bendecido por las acciones que realiza en beneficios de los demás.

Al principio, su obra inició con una sencilla entrega caramelos y palomitas de maíz a un grupo de niños, pero ha seguido creciendo y ha logrado realizar obras importantes para otros, como llevar compras a personas de muy escasos recursos.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.